El Aura

aura, llamadevida, energía vital

El aura, nuestra fuente energética

EL AURA

El aura es la fuente energética que todos poseemos desde el día del nacimiento y nos acompaña hasta el día de nuestra muerte, y es una parte fundamental del auto conocimiento para nuestro desarrollo personal. A través del aura podemos tener una idea de nuestro verdadero estado interior.

En sánscrito significa rueda, y su descripción se correspondería con las emanaciones de energías, destinadas a controlar el caudal y configuración que el sistema cuerpo-mente necesita, estando dicha energía compuesta de una materia sutil, la cual se hace imperceptible al ojo humano no experimentado.

Se manifiesta mediante una gama de emanaciones lumínicas de una frecuencia de espectro ultravioleta, por lo que generalmente, no es perceptible a la visión humana, exceptuando a aquellas personas que manifiestan poseer cierta facultad de clarividencia y que se podría relacionar con un determinado tipo de plasticidad de dichos individuos en el cristalino del ojo. A este respecto, y como ejemplo ilustrativo, podríamos comprobar cómo los bebes y algunos niños de corta edad, son sensibles a estas manifestaciones, cargadas de luminosidad y colorido, de las personas que se encuentran a su alrededor, así como del resto de los seres vivos, y que no es otra cosa que lo que se da en denominar el aura.

Si prestamos la debida atención, vamos a poder comprobar que todos los objetos poseen aura, los vivos y los inanimados. En cuanto a los seres vivos, hablamos de su energía vital. Se dice que los objetos personales, toman el aura de las personas que los poseen y utilizan, y de ahí las emanaciones que puede percibir una persona adiestrada en la observación áurica. Las gemas y los cristales, irradian energía que se puede llegar a ver con claridad con un ojo bien entrenado, es por esto que la gemoterapia las utiliza por sus emanaciones para la curación.

Em 1939, el científico ruso Kirlian, descubrió las radiaciones emitidas por el cuerpo humano al trabajar en un laboratorio electro-terapéutico y ver destellos sobre la piel de un paciente, desarrollando posteriormente un método de ver el aura mediante el uso de una placa fotográfica. Es desde entonces que existe alguna evidencia científica probada del campo magnético alrededor del cuerpo humano. Hay otros métodos también eficaces para comprobar el estado de nuestro campo energético como el uso del péndulo, la meditación o nuestra propia vista.

Esta radiación no tiene un único color, dependiendo del estadio de nuestra vida en que nos encontremos, nuestro estado emocional, espiritual y de salud puede cambiar su color, demostrando también ser una herramienta útil en el diagnóstico de enfermedades.

El color del aura influye en la forma en que las demás personas nos ven y su percepción acerca de nosotros mismos. No podemos, por métodos conocidos, cambiar a voluntad el color de nuestro aura, para por ejemplo, hacernos más atractivos a los demás.

El aura está dividida en siete estratos o capas relacionadas directamente con los siete chakras.

Cada uno de esos estratos puede tener uno de los once colores del aura. Aquel color que se repita más, será nuestro color básico. Nuestro color básico es permanente en nuestra vida y sólo muta en circunstancias muy específicas. El color básico nos habla de nuestras cualidades más positivas y muestran cualidades más negativas y deberíamos tenerlo presente por lo tanto en nuestras relaciones con los demás, a la hora de buscar un puesto de trabajo, etc…

A mayores, nuestro aura puede estar irradiando otros colores, al margen del básico. Estos colores secundarios nos dan una pista sobre nuestro estado interior momentáneo, o una etapa determinada de nuestra vida. Así podemos saber por ejemplo, cómo estamos reaccionando a algún acontecimiento, qué es lo que más nos inquiera, etc..

cuerpos aura humana, energia vital, llama de vida

Los cuerpos de aura humana

 

LOS CUERPOS QUE TENEMOS

Plano Físico

1.- El Cuerpo Etéreo (Primera capa) Toma su nombre de“ eter” , estado entre la materia y la energía. Tiene la misma estructura del cuerpo físico, siendo un “duplicado” de él (el llamado doble etérico). Están representados en él todas las partes y órganos del cuerpo físico. Constituye una matriz energética que sujeta la materia física. Es lo que provee el campo vital para el desarrollo de la materia física. Se percibe como una trama de haces luminosos y centelleantes, en tonalidades de azul.

2.-El Cuerpo Emocional (Segunda capa) Es el que sigue al etéreo, y se lo relaciona con los sentimientos. Sigue bastante fiel en forma al cuerpo físico, pero no lo duplica. Se lo percibe como formado por nubes coloreadas con movimiento fluido y constante, extendiéndose desde 2, 5 cm hasta 7, 5 cm del cuerpo físico. Su color varía desde matices transparentes y brillantes, hasta colores oscuros y turbios, dependiendo del tipo de emoción que esté transitando la persona. Los sentimientos claros, son claros y brillantes, y los sentimientos confusos, son oscuros y turbios.

3.-El Cuerpo Mental (Tercera capa) Se extiende luego del emocional. Se relaciona con los pensamientos y los procesos mentales. Se lo percibe en forma de luz brillante que parte desde la cabeza de la persona hacia los hombros y el resto del cuerpo físico, extendiéndose desde 7, 5 cm hasta 60 cm del cuerpo. Se hace más brillante si la persona se encuentra en estado de concentración.

Plano Astral

4.-El Cuerpo Astral (Cuarta capa) No tiene forma definida. Se lo percibe como nubes de colores, extendiéndose desde 15cm a 30cm del cuerpo más o menos. Es en este cuerpo donde se manifiestan “acercamientos” que tal vez querríamos evitar. Cuando se logra ver este campo de energía, es frecuente observar a personas en grupos que, si bien aparentemente no se miran siquiera, sus astrales forman figuras que se estiran hasta tocarse. ¿Nunca le ha pasado que aunque no miraba a cierta persona, y sabiendo que ésta seguro no lo miraba a usted, sentía como si estuvieran viéndose a los ojos? Es turbador… es astral… Las sensaciones pueden ser placenteras, pero también indeseables. Es por esto que en las curas energéticas, es necesario limpiar a conciencia el cuerpo astral de cualquier influencia astral externa que haya recibido.

Plano Espiritual

5.-Cuerpo del Patrón Etérico (Quinta capa) Es la copia del cuerpo etérico, de la misma manera que éste es la copia del cuerpo físico. Se extiende entre 45 y 60 cm desde el cuerpo físico. Las personas muy bien entrenadas pueden ver en este cuerpo cualquier tipo de afección en el cuerpo físico, por eso es una capa muy observada u estudiada por quienes practican la curación pránica, o energética.

6.-El Cuerpo Celestial (Sexta capa) Es el nivel en el cual se experimenta el éxtasis espiritual, la experiencia mística. Se extiende desde aproximadamente 60cm del cuerpo hasta los 83cm. Su forma es indefinida, y parece estar compuesto sólo por luz que irradia el cuerpo, como la luminosidad que rodea a una llama encendida.

7.-El Cuerpo Causal (séptima capa) También denominado Patrón Cetérico, es el nivel mental del plano espiritual. Cuando llevamos nuestra conciencia hacia este cuerpo, es cuando sentimos que de verdad somos uno con el Creador. Se la percibe de forma ovoide, y se extiende más o menos desde unos 75cm hasta 150cm del cuerpo físico.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s