El Fuego Divino – ¿Qué es?¿Para qué sirve?

logo1

 

 

“Yo Soy un ser de fuego divino, Yo Soy la pureza que Dios desea.”

 

 

Al decir esta afirmación establecemos conexión real con el Divino, e impide que estemos conectados a lo negativo.

El Fuego divino consume todo la energía negativa que nos envuelve y la transmuta en positiva. Y pedimos ser tan puros como Dios desea.

Tambien se puede hacer por otras personas lugares, seres vivos… ej. “Mi hijo es un ser de fuego divino, mi hijo es la pureza que Dios desea””Mi casa es un lugar de fuego divino, mi casa es la pureza que Dios desea” “Mi perro es un ser de fuego divino, mi perro es la pureza que Dios desea”…(1 min)

Con el símbolo de PVH (Prana Violet Healing) la conexión con el Divinio es más profunda, a nivel del alma.

Repetir esta afirmación cada día 3 min. DESCARGAR aqui

Imagen

Viernes 29 noviembre 2013 – Sanaciones GRATUITAS para enfermos

Viernes 29 noviembre 2013 - Sanaciones GRATUITAS para enfermos

Viernes 29 noviembre- Sanaciones GRATUITAS para enfermos
SIN TOCAR, SIN MEDICACION, SIN DROGAS, SIN MEDITACION – SOLO PRANA (Energía)
El Maestro Siva llegará a Barcelona desde Kuala Lumpur, el 29 de noviembre para impartir el curso de Sanación Pránica Violeta al que te puedes apuntar gratuitamente
Aunque en el curso hará sanación colectiva a todos los asistentes, el día 29 hará sanación individual a las personas que lo necesiten, si conoces a alguien que esté enfermo puede venir.
La Sanación es GRATUITA.
Con el fin de atender a todos es necesario RESERVAR HORA, podeis enviarnos un email a spvioletabarcelona@gmail.com, indicando el Nombre de la persona a tratar, y os daremos hora.

DIA: Viernes 29 de noviembre de 2013
LUGAR: Espacio Elsa
c/Marina 132, bajos – BARCELONA
HORARIO: de 11 a 14 h

IMPRESCINDIBLE INDICAR EL NOMBRE DE LA PERSONA A TRATAR y RESERVAR HORA en: spvioletabarcelona@gmail.com o llamando al 661 216 111
Se aceptarán donaciones de agradecimiento para cubrir los gastos

Un abrazo de Luz,

Laura

Cuando la emoción nos bloquea y el cuerpo duele

cuerpo, humano, energía, sanación, llamadevida, aura, cuerpo astral, cuerpo energético

El cuerpo es físico y energético

CUANDO LA EMOCIÓN NOS BLOQUEA Y EL CUERPO DUELE

Las EMOCIONES o condiciones psicosomáticas se manifiestan en nuestro cuerpo físico y cuando son emociones negativas como tristeza, ansiedad, depresión, preocupaciones, traumas, etc, nuestro cuerpo se resiente, Y efectivamente las emociones pueden provocarnos enfermedades.

Ante una misma dolencia o enfermedad su manifestación física se desarrolla de una u otra manera dependiendo del estado de ánimo con el que la afrontemos. En enfermedades como el cáncer o la fibromialgia está demostrado que el aprender a gestionar las emociones y encontrar cierto equilibrio emocional, hace que la presencia de sentimientos positivos ayude a la recuperación del paciente.
Los tres principios de la sanación energética:

1º El cuerpo humano se sana a sí mismo

2º El cuerpo humano necesita energía para estar bien.

3º La presencia de energía acelera el bienestar del cuerpo físico y energético

¿Qué es una enfermedad?

La energía es necesaria para el buen funcionamiento del organismo. El Prana fluye  su energía a través de todo el cuerpo energético y entra en el cuerpo físico a través de los chakras. Cualquier interrupción en este flujo de energía debido a bloqueos en los chakras de los meridianos puede causar dolor, molestias en esa zona.  El Flujo ininterrumpido es muy importante para el cuerpo físico.

La enfermedad es una alteración del estado normal de nuestro organismo, o parte de él, porque la energía no fluye correctamente. Puede ser debido a factores externos como bacterias o virus, alergias, infecciones, hongos, accidentes, mala alimentación, malos hábitos (como fumar, beber acohol, drogas), desequilibrios energéticos, condiciones psicosomáticas, ataques psíquicos, magia negra, magia blanca, condiciones kármicas…

La persona se constituye en cuerpo físico, cuerpo astral (donde están las emociones) y cuerpo mental; y  lo que afecta a un cuerpo se manifiesta en los otros. Por tanto, tan importante es atender la carencia física que está sufriendo un determinado órgano, como atender las necesidades emocionales que tiene una persona para combatir dicha dolencia.

 

Si aprendemos a cuidarnos física y emocionalmente evitaremos la aparición de muchas alteración psicofisiológicas o las combatiremos con mayor efectividad en caso de que se nos presenten.
Se trata de un proceso de AUTOCONOCIMIENTO y ADAPTACIÓN a nosotros mismos y al medio en el que nos desarrollamos.

¿Cómo relacionaríamos una dolencia emocional con una alteración física?
Los órganos que se suelen ver afectados cuando no hemos solucionado emocionalmente algo que nos preocupa:

– HÍGADO: Se le vincula con la ira, el enfado, y la agresividad.

– CORAZÓN E INTESTINO DELGADO: Relacionado con la euforia, histeria, excitación, hipersensibilidad y nerviosismo.

– ESTÓMAGO, BAZO Y PÁNCREAS: Se ven alterados por desequilibrios emocionales como la ansiedad, la duda, el escepticismo y los celos.

– PULMÓN E INTESTINO GRUESO: Guardan relación con las dificultades para comunicarse cuando uno quiere imponer su palabra, el exceso de autoridad y el dominio sobre los demás.

– RIÑÓN Y VEJIGA: Vinculados al miedo, la falta de autoestima, la timidez y la desesperanza

Las EMOCIONES y ÓRGANOS van de la mano, por ello es tan importante hacerle caso a la expresión de las primeras para evitar disfunciones en los segundos.

 ¿Y cómo se sana?

Tanto las enfermedades físicas como las emocionales se pueden sanar desbloqueando el flujo de energía que provoca la enfermedad. Para ello hay que localizar que es lo que provoca que la energía no fluya bien y a que parte del cuerpo físico o astral está afectando.

Ejercicios como Yoga, Taichi, Aikido, ChiKung ayudan a desbloquear la energía.

Hay bastantes técnicas que trabajan el desbloqueo energético, como puede ser la acupuntura, el Reiki, la Imposición de Manos, etc, aunque la más efectiva que conozco es Prana Violet Healing www.prana-violet-healing.com que además es gratuita para todos independientemente de la raza o religión.